¿Todo cambio en la manera de proceder que genera mejora es una innovación?

No, o al menos esa es mi opinión.

La diferencia entre mejora continua e innovación es sutil en muchas organizaciones, con una frontera borrosa entre ambas. Hay compañías que no consideran innovación la mejora continua, mientras que otras lo consideran innovación incremental. No hay un criterio claro para esto y podemos encontrar diferentes opiniones al respecto. Es importante esta diferenciación para tener en cuenta lo que debemos incluir en nuestro indicador , pero lo fundamental, de nuevo, es ser consistente con la estructura que se defina. Un ejemplo de criterio que se podría aplicar es el que se establece en el artículo » Deep change: How Operational Innovation Your Company» que pone de manifiesto la diferencia entre mejora e innovación.

  • La mejora continua busca mejorar las prestaciones sin cambiar fundamentalmente la manera de realizar el trabajo.
  • La innovación implica aportar maneras completamente nuevas de llevar a cabo las actividades

Comprar un ordenador más potente o añadir un punto de inspección sería mejora continua, mientras que digitalizar un proceso que antes era manual y en papel , normalmente sería innovación de proceso (excepto cuando lo único que haces es pasar a rellenar el mismo documento en pdf en lugar de en papel).

Extracción de; el libro de la innovación, Alexander Phimister y Albert Torruella.

En próximos artículos desarrollaré estos dos puntos.